Rss Feed
  1. Locuras de Madrugada.

    viernes, 17 de febrero de 2012

    Escuchando: Te Debo un Baile (The New Raemon)


    Anoche lo hice. Salte la valla que separa esa casa de la calle y cuando estaba dentro sentí vació, desorden y realidad. Realidad acerca de la vida, de mi teoría de ser egoísta, cosa que jamas he hecho puesto que siempre antepongo a los demás antes que a mis propósitos. Realidad acerca de la gente, de que cada uno se busca la vida como puede y como quiere. Y todo esto me ha hecho pensar, una vez más. Darme cuenta de que en esta vida pocas veces puedes esperar esas cosas que te imaginas que serán geniales, a no esperar nunca nada a cambio si no es alguien que verdaderamente demuestre que vale la pena. Con ello no digo que todos mis actos son siempre esperando algo a cambio, eso nunca, pero que menos que después de dar y dar y dar, siempre se agradece que te ayuden o comprendan un poco.


    Nadie dijo nunca nada y ahora mismo no estoy diciendo lo contrario, simplemente jode que cuando pasan ciertas cosas, de repente te den una grandiosa patada en los dientes y luego te miren de reojo como si nunca hubiera pasado nada y esa situación no se hubiera producido jamas, escurriendo el bulto y disimulando para no hacer daño, pero uno no es ciego, y menos alguien que se fija en los detalles mas insignificantes.


    Mi abuela, sabia como todas las abuelas, siempre me dijo: la policía no es tonta y si te fijas un poco en los pequeños detalles de la gente, siempre los pillaras, ya que esos detalles que los demás pasan por alto son los que describen a una persona.
    Reacciones: 
    |
    |


  2. 0 aportaciones:

    Publicar un comentario